Caso de éxito: Decathlon triplica la eficiencia con robots logísticos

0

Decathlon, una de las mayores empresas del sector del comercio minorista de artículos deportivos, está presente en 57 países y tiene 1.647 tiendas por todo el mundo. Los almacenes – tanto de comercio electrónico para entrega directa al consumidor como para abastecer a las tiendas – son vitales para su negocio. Los almacenes que abastecen a las tiendas deben ser muy eficientes porque estas no disponen de stock sino que reciben suministros a diario y el 100% va a los lineales.

Descargar documento en PDF.

 

¿Por qué Decathlon necesitaba robots?

Technotes LYL INGENIERÍAEl crecimiento de Decathlon en los últimos años ha sido muy rápido. Para seguir creciendo y competir globalmente en un sector tan exigente como del comercio minorista y el comercio electrónico, Decathlon necesita asegurarse de que sus almacenes cuentan con el soporte de una solución de automatización que aporte ventajas en cuanto a coste, fiabilidad, eficiencia, flexibilidad y – algo fundamental – escalabilidad.
Decathlon inicio su cooperación con Geek+ en China, donde el competitivo mercado laboral hace que contratar y retener al personal sea complicado para muchas empresas. Ello condujo a Decathlon a iniciar la búsqueda de una nueva y revolucionaria solución de automatización.
El principal criterio para esta búsqueda fue la escalabilidad: Decathlon necesitaba un partner y una solución de automatización que pudiera abordar el rápido crecimiento subyacente de su negocio y que también fuera capaz de asumir los ciclos impredecibles de la demanda a los que se enfrenta el sector. La situación ideal sería seleccionar al partner adecuado en China, optimizar la solución en varios centros y llevarlo a escala global.

Excelentes resultados gracias a las soluciones robóticas Geek+

La tecnología de Geek+ ha ofrecido unos excelentes resultados a Decathlon, como triplicar la productividad media del personal en el almacén e incrementar la capacidad de almacenamiento en un 40%. La solución G2P (goods-to-person), que emplea robots P800 de Geek+, aportó una flexibilidad de la que sencillamente no disponía Decathlon. Según Bruno Thellier, Líder de Transformación de Decathlon, “Lo más importante no es que Geek+ resolviera un determinado problema sino que nos proporcionó unas capacidades totalmente nuevas, unas eficiencias y unas mejoras que estaban fuera de nuestro alcance hasta que trabajamos con ellos”.

La escalabilidad de la solución de Geek+ también fue capaz de adaptarse a la estrategia de inversión de Decathlon. Hasta ahora Decathlon había invertido en complejas soluciones fijas de automatización cuyo plazo de retorno de la inversión es de cinco a diez años. Esta opción no es viable en un entorno tan volátil como el actual. Las empresas minoristas ya no pueden prever cómo será el mercado dentro de cinco años, y no digamos en diez años, de ahí que las soluciones escalables de acuerdo con el crecimiento del negocio sean la única opción ya que su plazo de retorno de la inversión es de tres años.

Los retos que afronta el comercio minorista

robots logística geek de lyl ingenieria 2La automatización avanza prácticamente en todos los sectores imaginables. Si bien la fabricación se ha basado durante décadas en la robótica y la automatización, la logística ha seguido confiando hasta ahora en los recursos humanos. Esto está llamado a cambiar y se han unido varios factores para crear un entorno perfecto que impulsa la adopción de robots en los almacenes.
Uno de los retos para el comercio minorista es sin duda la proliferación del comercio electrónico, y como consecuencia de ello las empresas del sector deben ser capaces de entregar los productos directamente a los consumidores. Además, estos esperan recibir sus productos de forma más rápida y económica, en el mismo día o al cabo de dos días. Lograrlo puede representar una ventaja competitiva pero también es cierto que conlleva un coste.
Por lo que se refiere a la mano de obra, se detecta una falta de personal para gestionar la creciente demanda en los almacenes. Al mismo tiempo, aumentan los costes laborales y los empleados desean evitar las tareas manuales y más extenuantes.
Un último factor muy relevante es el cambio de los hábitos de compras y un mayor índice de devoluciones. Es cada vez más frecuente que los consumidores compren varias versiones de los productos y los índices de devolución llegan a ser de hasta el 70%, lo cual ejerce una mayor presión sobre las cadenas de suministro.

Trabajar en tiempos de Covid-19

Un elemento interesante de la colaboración entre Geek+ y Decathlon es cómo han implementado la solución de automatización durante la crisis del coronavirus. No cabe duda de que la crisis ha afectado mucho a Decathlon: en el punto álgido del virus en China todas sus tiendas estuvieron cerradas. Sin embargo, la empresa ha sido capaz de mantener operativos muchos de sus almacenes. De hecho, en estos tiempos tan difíciles Decathlon ha dado un paso adelante con el soporte de Geek+ y su solución G2P, gracias a la cual ha podido automatizar su almacén de Shanghái en plena crisis y en tan solo dos semanas.
Otro ejemplo es Pekín, donde Geek+ fue capaz de instalar un sistema en un almacén de 5.000 m2 equipado con 72 robots. Ello fue posible pese a que el jefe del proyecto estaba en Shanghái y otros miembros del equipo también trabajaban de forma remota. La empresa recurrió a las aplicaciones colaborativas, como Zoom para las comunicaciones y WeChat para la formación. Esto es algo que no había hecho nunca, pero funcionó a la perfección.
Además, las nuevas soluciones de Geek+ que ya funcionaban antes de la crisis sanitaria marcaron una gran diferencia en la capacidad de Decathlon de gestionar el gigantesco pico experimentado por los pedidos de comercio electrónico. La súbita falta de personal en los almacenes fue mitigada por el hecho de que la solución de Geek+ triplicó la productividad de los empleados.
A todo ello se suma la enorme flexibilidad demostrada por los robots de Geek+, lo cual supuso una gran ventaja durante la epidemia. La Covid-19 provocó una explosión de los pedidos en los almacenes de comercio electrónico de Decathlon. Para lidiar con ello y con la falta de personal, Decathlon transfirió los robots de sus almacenes destinados a tiendas a los almacenes para comercio electrónico, en un proceso realizado prácticamente de la noche al día. Ello fue posible gracias a la solución de robots móviles basados en inteligencia artificial (IA) y caracterizada por su portabilidad y fácil reprogramación. Algo inimaginable si Geek+ hubiera empleado soluciones tradicionales de automatización de tipo fijo y basadas en cintas transportadoras.

Cómo funciona la solución de Geek+

robots logística geek de lyl ingenieriaLa solución de Geek+ para picking se basa en el principio de eliminar la necesidad de que el personal recorra grandes distancias por el almacén. En un almacén tradicional, los empleados gastan alrededor del 70% de su tiempo caminando hasta encontrar los productos. En cambio, en un almacén equipado por Geek+, el personal dedicado a la clasificación se queda en las estaciones de picking y los robots les traen los productos. El resultado es una nueva generación de almacenes automatizados, aumentando así enormemente la productividad y el rendimiento.
El sistema de Geek+ está constituido por robots de picking P800 que funcionan junto al sistema de estanterías gestionado por un sistema de software con IA. Los robots recogen estantes enteros y los llevan al personal que se encuentra en las estaciones de picking y son guiados por el proceso mediante pantallas del tipo “Pick-to-Light” montadas sobre el estante.
Los algoritmos de IA dotan al sistema de un alto nivel de inteligencia; de hecho, el software basado en IA es fundamental para la solución de Geek+, que permite lograr el flujo de trabajo más inteligente que es posible en el almacén. El software es capaz de analizar todos los pedidos y optimiza el almacenamiento de forma automática; gestionar cómo y dónde se almacenan los productos; y guiar a los robots para optimizar sus rutas.
El personal asigna a continuación los pedidos correctos de forma manual. El proceso también funciona a la inversa, bajo la gestión de una categoría distinta de personal en estaciones desde las cuales se asignan los productos a las estanterías correspondientes, a las que son llevados por robots. Estos robots requieren una mínima intervención humana y se pueden cargar de manera autónoma para funcionar las 24 horas del día y los 7 días de la semana.

Una solución personalizada para Decathlon basada en RFID

Decathlon es pionera en el uso de la tecnología RFID en el sector del comercio minorista. Los ingenieros de Geek+ han trabajado estrechamente con la empresa con el fin de desarrollar una solución RFID que funciona junto con una solución estándar de picking para mejorar el proceso.
Anteriormente, cada vez que llegaba un estante a la estación de trabajo era necesario leer los códigos de barras manualmente para confirmar la selección de los productos correctos. La aplicación de la tecnología RFID ha permitido realizar esta tarea automáticamente, reduciendo así el tiempo de clasificación por artículo de 12 segundos a 3 segundos por término medio. Esta tecnología también permitió a Decathlon mejorar su sistema de recogida: los robots llevan las estanterías a estaciones especiales dotadas de RFID que pueden leer todos los productos y compararlos con el stock registrado en el software del sistema de gestión del almacén, detectando así cualquier error de forma automática.

Ventajas de la solución Geek+

robots logística geek de lyl ingenieriaLas ventajas de la solución para Decathlon se evidenciaron enseguida:

– Aumento del 40% de la capacidad de almacenamiento
El espacio de almacenamiento en los almacenes existentes se incrementó un 40% por término medio gracias a la capacidad de apilar las estanterías compatibles con robots para lograr una mayor densidad. En el almacén de Shanghái destinado a las tiendas, la capacidad de almacenamiento aumentó de 500.000 a 700.000 artículos, mientras que en el proyecto de Shanghái para comercio electrónico la cifra pasó de 300.000 a 500.000 artículos.

– Más del triple de productividad del personal en el almacén
Se multiplicó por más de tres la productividad de los empleados al aprovechar la tecnología de Geek+ para reducir el tiempo que pasa cada empleado caminando. Una ventaja añadida fue la enorme mejora del entorno de trabajo para todo el personal. En los mismos ejemplos citados antes para Shanghái, el número de picks pasó en el almacén para tiendas de 125 a 450 por hora de media, aumentando así el rendimiento total de 75.000 a 100.000 productos al día. En el almacén para comercio electrónico, el número medio de picks por empleado por hora pasó de 95 a 285, por lo que el rendimiento diario se vio incrementado de 22.500 a 35.000.

– Fuerte descenso del valor laboral añadido
La falta de empleados potenciales en el muy competitivo mercado laboral chino ha sido una razón importante para que Decathlon buscara nuevas soluciones de automatización y la desarrollada por Geek+ permitió reducir enormemente la mano de obra en los almacenes que la compañía de productos deportivos tiene ubicados en China. En el almacén de Shanghái destinado a comercio electrónico, la plantilla pasó de 35 a 17 personas, mientras que en el destinado a tiendas el descenso fue de 100 a 24.

– Escalabilidad
La solución casi no requiere una infraestructura fija tradicional, como por ejemplo cintas transportadoras. Además, los robots no necesitan sistemas de guiado fijos en el suelo del almacén, sino simples adhesivos con códigos QR. Esto hace que la solución sea fácil de escalar, de manera que los robots y las estanterías se pueden suministrar, instalar y poner en funcionamiento prácticamente en cualquier lugar en un corto plazo de forma muy rápida, incluso de forma remota.

Rápida puesta en marcha

El proyecto que sirvió como prueba piloto fue realizado en un centro de 700 m2 destinado al comercio electrónico y situado en Shanghái, donde Decathlon instaló 15 robots de Geek+ y 2 estaciones de trabajo. Decathlon designó a un jefe de proyecto y a un desarrollador TI. Geek+ constituyó un pequeño equipo y en un solo mes el proyecto estaba listo para entrar en funcionamiento. Un mes más tarde, Decathlon había acumulado la experiencia y los datos que necesitaba para tomar la decisión de trabajar con Geek+ en el futuro.
Otro proyecto relevante relacionado con el comercio minorista y Decathlon se ejecutó en Taipéi con el fin de abastecer a todas las tiendas de Decathlon en la ciudad. En este caso la prueba piloto se efectuó para una superficie del almacén de 1.500 m2 y se instalaron 17 robots y 4 estaciones de trabajo.
La implementación fue más compleja en Taipéi porque el equipo de Decathlon no podría hallarse allí; así, algunos miembros del equipo de TI trabajaron desde Francia, el jefe del proyecto desde Shanghái y otro miembro importante del equipo desde Pekín. Pese a ello, el plazo transcurrido entre la toma de la decisión de llevar adelante el proyecto y la finalización y la decisión de ampliarlo fue de apenas tres meses, incluido el tiempo necesario para transportar los robots de Geek+ hasta Taipéi. Tras instalar los robots, solo hizo falta un día de pruebas para que el proyecto funcionara con toda normalidad de modo que Decathlon pudiera poner en marcha el sistema y recoger los datos necesarios que le permitieran tomar la decisión final.
Un último ejemplo más reciente es el importante cambio realizado por Decathlon en su parque logístico de Shanghái, donde ha ampliado y automatizado su espacio destinado a comercio electrónico. Su superficie ha pasado de 3.300 a 5.500 m2 y el número de robots de Geek+ ha pasado a ser de 71.
Decathlon ha destacado que el paso ha sido muy rápido ya que apenas han transcurrido tres semanas desde su concepción inicial hasta su puesta en marcha. El nuevo sistema había alcanzado su máxima eficiencia tan solo 24 horas después.

Indicadores clave de rendimiento

– Previsiones de futuro y escalabilidad
Decathlon aplica la estrategia de no invertir demasiado en soluciones de automatización. Si bien la empresa prevé un fuerte aumento de las ventas, la incertidumbre del mercado y el entorno internacional impiden realizar proyecciones con confianza. Según Thellier, Líder de Transformación de Decathlon, “Queríamos ser prudentes y no invertir más de lo necesario. Gracias a los robots de Geek+ no necesitamos previsiones a un año vista. Podemos aumentar fuertemente nuestra capacidad de automatización en tan solo un par de meses, bien sea a partir de previsiones a corto plazo o en respuesta a incrementos repentinos de la demanda”.

– El factor humano
Las personas son posiblemente el principal indicador de rendimiento para Decathlon. Queríamos saber cómo podría ayudarles Geek+ a solucionar su problema de falta de mano de obra. Al triplicar la productividad laboral, y en muchos casos incluso más – por ejemplo, en el almacén para tiendas de Shanghái, donde los picks por persona aumentaron de 125 a 450 por hora – superando así las expectativas de Decathlon. En Decathlon, valores como el desarrollo de habilidades, el bienestar y la seguridad de todos los empleados es tan importante como la productividad. Este aumento tan acentuado de la productividad significa que los empleados pueden dedicar su tiempo a trabajar en tareas con más valor añadido.

– Merma
En el sector minorista, la merma es la diferencia entre los niveles reales de stock y los niveles registrados en contabilidad. Casi siempre se debe a un error o a robos y con la solución de Geek+ su incidencia se ha visto prácticamente eliminada ya que se ha logrado una precisión del 99,99%.

– Capacidad de almacenamiento
Mejorar la capacidad de almacenamiento no solo fue un criterio de primer orden con el que Decathlon valoró a Geek+. La capacidad del almacén es sencillamente algo que Decathlon supervisa para anticiparse y aumentar su capacidad. Sin embargo, Decathlon observó que los almacenes que disponían de robots de Geek+ habían aumentado su tamaño en un 40% de la noche a la mañana gracias a mayor densidad de las estanterías, retrasando así de manera significativa la necesidad de futuras inversiones en nueva capacidad de almacenamiento.

Escalabilidad de cara al futuro

En un evento de planificación corporativa que tuvo lugar a finales de 2019, los equipos de estrategia de Decathlon debatieron a fondo las crecientes dificultades que conlleva prever la demanda en el futuro. Thellier señala: “Mirando atrás y pensando en aquellos encuentros, y a la luz del coronavirus, los argumentos acerca de la incertidumbre en el futuro son aún más pertinentes que en aquel momento. Creo que las empresas tienen una necesidad cada vez mayor de sistemas escalables que les permitan gestionar los altibajos de su negocio. Esta tendencia es especialmente marcada en el sector del comercio minorista y está llamada a seguir existiendo. En el entorno actual, la única certidumbre es la incertidumbre, y la solución de Geek+ nos ayuda a gestionar muy bien esta incertidumbre”.
En definitiva, Decathlon no puede invertir ahora en grandes soluciones de automatización fijas que no se amorticen hasta dentro de cinco años; es un riesgo excesivo. Los robots móviles son la única solución adecuada para su estrategia.
Para Decathlon, con su modelo de negocio global – dispone de 1.647 tiendas y operaciones de comercio electrónico en 57 países – la escalabilidad a nivel internacional también era muy importante. La extrema sencillez y portabilidad de los robots de Geek+ permite enviar las soluciones de automatización a todo el mundo, a cualquier país y cualquier almacén, y que su puesta en marcha sea cuestión de unas pocas semanas.

El futuro del comercio electrónico

Interact Analysis prevé que el coronavirus afectará de forma significativa y a largo plazo al futuro del comercio electrónico. Los datos demuestran que el comercio electrónico experimentó un fuerte impulso a corto plazo prácticamente en todos los lugares donde hubo confinamiento. No obstante, las previsiones van más allá del argumento que muchas personas pasarán a comprar por Internet y lo seguirán haciendo de ahora en adelante.
Hace diez años las previsiones coincidían en que el 40% del mercado británico de alimentos sería para Internet en 2025. El año pasado, esta cifra se redujo al 7,4% en 2024, pero ahora parece que la previsión original se hará realidad o incluso se verá superada, con la ayuda de la Covid-19.
Los comercios minoristas se enfrentarán a muchos retos – como mejorar la eficiencia del marketing electrónico y las prácticas de ventas, así como ofrecer nuevos productos – especialmente para compras realizadas sobre todo por ancianos, los cuales han sido ignorados hasta ahora por las empresas que venden por Internet. Este segmento de edad es muy importante en esta transformación porque representan a una gran parte de la población que no ha utilizado el comercio electrónico en absoluto. Ahora se suman en tropel como clientes y es de esperar que lo siga siendo cuando la crisis sanitaria haya pasado.
Es de esperar que los comercios minoristas también tengan que estudiar cómo pueden mejorar sus procesos de manera que las personas jóvenes puedan realizar pedidos para familiares de más edad y que sean entregados correctamente. Para que el comercio se adapte a este nuevo mundo deberá recurrir en gran medida a proveedores de automatización de almacenes que les ayuden a prepararse.
Este estudio demuestra que unos niveles altos de automatización son imprescindibles para el éxito de las operaciones en los almacenes destinados al comercio electrónico. Hay tres factores clave para la automatización de los almacenes.

– El primero es la creciente complejidad de las redes de los canales de distribución.
La magnitud de estas redes, que mueven los productos por el país e incluyen a menudo traslados entre varios almacenes hasta llegar al consumidor, eran algo impensable hace pocos años. Es muy complicado gestionar estos canales de distribución manualmente. Los algoritmos inteligentes están cada vez más capacitados para gestionar estas redes con mucha más eficiencia que las personas.

– El segundo factor es la naturaleza muy competitiva del comercio electrónico.
Las cambiantes exigencias del consumidor están obligando a las empresas de comercio electrónico a ofrecer franjas de entrega más precisas, así como a reducir costes. Los retos que ello representa para la logística – localizar un determinado producto en un enorme almacén en un momento preciso, embalarlo correctamente y cargarlo en el vehículo correcto – solo está al alcance de una gestión basada en software dotado de inteligencia artificial.

– El tercer y último factor es la escasez de mano de obra.
Si los almacenes avanzados no se automatizan, requieren mucho personal y en los principales mercados para la automatización de almacenes – Europa, Norteamérica y China – el mercado laboral ofrece pocas vacantes. Encontrar empleados dispuestos s trabajar en un almacén es cada vez más difícil y costoso. Además, la incertidumbre de la demanda de comercio electrónico, con sus repentinos picos estacionales, implica fuerte variaciones de la mano de obra necesaria, lo cual complica mucho su contratación.

Los proveedores de automatización de almacenes están llegando a la conclusión de que la mejor manera de conservar la mano de obra consiste en automatizar las tareas repetitivas mediante la tecnología y conseguir así que los empleados estén más satisfechos con su trabajo y sean más productivos. Como ventaja añadida, el aumento de la productividad conlleva indirectamente un incremento de los salarios ya que cuando las operaciones de los almacenes están muy automatizadas es más fácil atraer a nuevos empleados.

LYL INGENIERÍA, distribuidor Geek+ en España.

Más información sobre las soluciones robóticas y AI en la página web de LYL INGENIERÍA.

 

Compartir.

Comentarios están cerrados.