Technotes 16: La nueva era de la cadena de suministro tras el Covid-19

0

La pandemia de coronavirus prácticamente ha detenido durante un tiempo toda la economía mundial. Los gobiernos de muchos países ordenaron el confinamiento y establecido la parada de la actividad empresarial en todos los sectores excepto aquellos que se consideran “esenciales”, como alimentación y medicina. Esta situación nunca había ocurrido a escala global y es posible su repetición en un futuro inmediato, según evolucione la pandemia, o a más largo plazo, en el caso de producirse cualquier otro fenómeno inesperado de similar magnitud.

Descargar documento en PDF

Aunque al principio del confinamiento, o justo antes, muchas personas entraron en pánico y compraron en grandes cantidades – lo cual generó el desabastecimiento de muchos productos – el sector de la cadena de suministro de alimentos fue aprendiendo a manejar la situación.
Es previsible que las lecciones aprendidas durante este período influyan sobre el modo de gestionar las cadenas de suministro en un futuro.

Descargue el artículo en formato PDF

Auge de las tecnologías de automatización
Una de las principales conclusiones de la experiencia con el coronavirus para la cadena de suministro de alimentos es que de momento no se utilizan suficientemente las tecnologías robóticas y de automatización.
En los almacenes se están instalando cada vez más sistemas de automatización. La demanda de robots para almacenes se está disparando, en parte debido a que se trata de una tecnología probada que puede multiplicar por tres o por cuatro la velocidad y la productividad de un almacén.
Incluso otras tecnologías que se hallan en una fase más experimental – como las camionetas y camiones sin conductor, los drones y los pequeños robots de entrega, así como las tiendas sin personal – se ven ahora como tecnologías y soluciones deseables y viables para hacer frente a tiempos de crisis como la que vivimos.
Desde luego, todos esperamos que no vuelva a suceder algo parecido al coronavirus pero, con independencia de ello, estas nuevas tecnologías de automatización conseguirán que el trayecto de la fábrica a la tienda o vivienda dependa mucho menos de la intervención humana, lo cual significa que la cadena de suministro está llamada a ser más rápida, eficiente y productiva.

Trastornos en las cadenas de suministro
Las cadenas de suministro son globales y por ellas pasan materias primas, componentes, piezas y productos finales con orígenes y destinos a lo largo y ancho del planeta.
El coronavirus podría afectar a todo este movimiento durante largo tiempo y es de prever que las empresas acorten sus cadenas de suministro lo máximo posible para no ser tan vulnerables a rupturas en diferentes lugares del mundo.
Las cadenas de suministro están formadas por almacenes, robots, rutas logísticas, barcos, aviones, trenes, camiones y, cómo no, personas.
Todos ellos se han visto afectados, si bien los almacenes se encuentran entre los menos afectados, especialmente aquellos que están automatizados casi por completo mediante robots móviles autónomos.
Pero incluso los centros altamente automatizados han sufrido los efectos de la pandemia, que ha debilitado la cadena de suministro global.
Según Supply & Demand Chain Executive, el coronavirus ha afectado a todos los sectores de la cadena de suministro incluso antes de convertirse en una pandemia.

robot para preparación de pedidosEfectos globales
China está tan interrelacionada con la economía global que las cadenas de suministro en la gran mayoría de las principales empresas de Europa y América se han visto afectadas por el coronavirus. Según un estudio realizado por el Institute for Supply Management, casi un 75% de las empresas en EE.UU. han sufrido problemas en sus cadenas de suministros como resultado de la Covid-19.
Además, entre las mayores empresas estadounidenses del comercio minorista el porcentaje de suministros procedentes de China llega a ser de hasta el 73%, como es el caso de Steve Madden. Quizá son más conocidos los nombres
de Best Buy (60%), Wayfair (50%) y desde luego Nike (23% de suministros llegados desde
el país asiático).

Amenazas y soluciones o cómo mitigar los efectos de la infección por coronavirus
Los almacenes son los ejes principales de la actividad en la cadena de suministro. Si nos fijamos en cualquier sector de actividad, a lo largo del trayecto que siguen los productos hay almacenes de diversos tipos y tamaños, tanto en la fábrica como en el centro de distribución, en la propia tienda o en la entrega al cliente.
En algunos casos, como en los sectores de la alimentación y el farmacéutico, la mayoría de los productos exige que los almacenes y centros de distribución tengan una temperatura controlada, es decir, que estén fríos para que
el producto no se estropee. Además, las mercancías se deben trasladar con rapidez entre el camión y el almacén, así como en cualquier otro momento en que se vean expuestas a una temperatura inferior a la óptima. Para agilizar
esta velocidad de manipulación se emplean cada vez más los robots y la tecnología de automatización.
Otro problema nuevo que ha provocado el coronavirus es, desde luego, el riesgo de infección. Si una planta de procesamiento o fabricación o un almacén se infectan por una persona con coronavirus, ello puede tener consecuencias catastróficas sobre la cadena de suministro.

Robots para preparación, clasificación y movimiento de pediosDesarrollo de soluciones
Geek+ Robotics ha creado una solución para mitigar los efectos del coronavirus; una solución que se basa en sus robots para almacenes y está formada por la automatización de dos fases del proceso: detección e identificación.
El sistema, denominado “Geek+ Goods-to- Person”, separa al trabajador humano del stock. Si se detecta a un trabajador infectado, el software de Geek+ puede identificar y hacer un seguimiento del stock con el que ha estado
en contacto el trabajador. Ello permite descubrir de inmediato los productos contaminados y desinfectarlos sin detener las operaciones. El sistema también puede desinfectar activamente el stock mediante UV y otras tipologías de estaciones de desinfección.

Microalmacenes y otras tendencias clave
El coronavirus ha impulsado un rápido crecimiento del comercio electrónico, que además se abre a nuevos subsectores completamente nuevos en el negocio de la cadena de suministro.
Uno de los principales segmentos corresponde a los microalmacenes o la micropreparación de pedidos. Estos centros relativamente pequeños se encuentran lo más cerca posible del cliente final para lograr que la costosa y dificultosa “última milla” sea más viable como propuesta de negocio.
En estos microcentros no solo se pueden instalar robots móviles autónomos, sino que también pueden disponer de robots y drones de entrega que lleven los pedidos directamente hasta los domicilios de los clientes. Está por ver si estos centros de preparación de pedidos pueden ser rentables por sí mismos, pero probablemente lo serían dentro de una cadena de suministro larga y compleja.
Pensemos por ejemplo que Whole Foods Market, un proveedor especializado en productos frescos, utilice camiones sin conductor para transportar mercancías a microalmacenes robotizados y situados cerca de sus más de 500
tiendas, y que a continuación envíe los pedidos mediante drones y robots. Dado que Amazon, la empresa matriz de Whole Foods Market, ya posee centenares de miles de robots en sus almacenes y que está realizando pruebas con robots y drones de entrega, así como con tiendas sin cajeros, la idea de una cadena de suministro totalmente robotizada no es una quimera.
Los responsables de la cadena de suministro también se están replanteando la manera de almacenar y transportar las mercancías, recurriendo a sistemas de inteligencia artificial con el fin de tomar decisiones en tiempo real en
todo momento.
Interact Analysis prevé que los microalmacenes representarán un 20% de la demanda total para la automatización de almacenes de alimentos en EE.UU. en el año 2023.
Walmart – la mayor cadena mundial de establecimientos comerciales – también está volcada en la robotización de sus operaciones. La compañía está trabajando con Geek+ Robotics para instalar robots para picking en su centro de distribución situado en Shenzen (China) y ahora es capaz de entregar en el mismo día con una precisión de entrega del 99,99%. Los robots han reducido la mano de obra necesaria, han mejorado la precisión del picking y han multiplicado la eficiencia por 3,5.

Los robots de Geek+ son idóneos para el nuevo escenario
Geek+ busca nuevas ideas que puedan ayudar a luchar contra el coronavirus y desarrollar nuevos tipos de robots. La empresa produce actualmente toda una gama de tecnologías robóticas destinadas a transportar mercancías en almacenes y centros de distribución de forma rápida, eficaz y rentable.
La gama de soluciones Geek+, distribuida en España por LYL INGENIERÍA, está formada por sistemas para preparación, clasificación, movimiento, elevación y almacenes y fabricación inteligentes. Sus sistemas integran hardware, software y algoritmos de inteligencia artificial en soluciones personalizadas dirigidas a un gran número de clientes en todo el mundo.
Todas las soluciones se pueden implementar en un centro sin poner en peligro las normas de distanciamiento social aprobadas por los gobiernos.
Los trabajadores mantienen fácilmente los dos metros de distancia y si se encuentran pruebas de infección, se puede proceder a su aislamiento, a poner a la persona en cuarentena y a aplicar procesos de desinfección sin necesidad de detener las operaciones en todo el almacén.
El sistema “Geek+ Goods-to-Person” (G2P) va más allá ya que también ofrece la posibilidad de que los robots recojan los productos almacenados a través de una estación de UV u otro tipo de desinfección. Y no solo eso, sino que
el software puede hacer un seguimiento de los productos con los que ha estado en contacto el trabajador. Por tanto, el sistema G2P ofrece una desinfección activa de dichos productos.
Otras ideas son la instalación de un sistema UV sobre un robot móvil encargado de desinfectar el centro. También se pueden utilizar cámaras sensibles al calor para detectar a las personas con una temperatura alta, que es un posible indicio de coronavirus.

Construidos para el futuro
El coronavirus está transformando una gran parte de la economía global. Un cambio bien conocido es que la inmensa mayoría de las personas están trabajando desde casa en lugar de acudir a su centro de trabajo.
No obstante, esto no es posible para quienes trabajan en sectores como la logística y la cadena de suministro ya que han de estar presentes para desarrollar su función. Se va a necesitar una gran cantidad de robots para que puedan
hacer su trabajo con seguridad en la actualidad y en el futuro con el fin de que la economía siga en marcha.

Descubra aquí las soluciones robóticas de Geek+. LYL INGENIERÍA es el distribuidor en España de Geek+

Compartir.

Comentarios están cerrados.